Mi oración

0
581

@BallugeraCarlos. Empezaré con mi devoción por la caterva de animales cuyos nombres se usan para denigrar. Con el chorlito que, por más que tenga una cabeza no muy grande, me resulta adorable. Tampoco me gusta llamar buitre a entidades ávidas de lucro a costa de las deudas de países o de gentes. Mi respeto va también para los perros, los burros, los cerdos y las cerdas, las gallinas y las ratas, sanguijuelas, los ratones, los asnos, los zorros y las vacas, los escorpiones, las víboras, polillas, pulgas, piojos, culebras y gusanos, besugos, moscas y mosquitos, berrendos, abejorros, tiburones, sapos, gorilas, chimpancés y demás monos, para los lobos, hienas, osos y lagartos, polillas, abejorros, camaleones y camellos, cacatúas, tortugas, conejos, arañas y langostas, zánganos, alacranes y babosas, urracas, puercoespines, gorgojos, mofetas, cachalotes, termitas, erizos, topos, lombrices, escarabajos, caimanes y cochinos, focas, tábanos, gansos, serpientes, hormigas y demás insectos; reptiles, hipopótamos, avestruces, grillos, cangrejos, caracoles, chotas, cabrones, ballenas, sardinas y gallitos, grullas, cigarras, cuervos y cotorras; garrapatas, loros y marmotas; cobras, pulpos cucarachas, tortugas arañas, chinches, patos, mulas, cabras, pirañas, ladillas y otros bichos. Me prometo quitar o al menos disminuir el uso insultante de los nombres de estos queridos compañeros y compañeras de vida. No va a ser fácil, pero empiezo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here